Llegando a Bilbao


Llegando a Bilbao desde Monte Avril. 20 Nov. 2009. Acuarela. 20 x 25 cm.

Hoy he salido a entrenar para estar en forma en mi nueva incursión al Camino de Santiago. Me he acercado hasta Lezama en tren y he comenzado a caminar en dirección a Zamudio y desde allí iniciar el ascenso a Monte Avril. Trechos del camino discurren por tramos embarrados y otros con asfalto zigzagueando y bordeando arboledas de eucaliptos, castaños, robles y pinos. Un par de repechos duros han puesto en evidencia mi falta de forma teniendo que parar para tomar aire. Desde lo alto se comienza a divisar Bilbao hacia donde se desciende por un pinar limpio en el que se han plantado árboles autóctonos y convertido en un parque que disfrutan los bilbainos. Antes de llegar a Begoña paré un rato a pintar, un par de cosas, una acuarela y este dibujo.
En todo el trayecto no vi a ningún peregrino. Hasta entrada la primavera son escasos los peregrinos que hacen este camino.

3 comentarios:

Carmelo Camacho dijo...

No puedo callar ante esta maravilla! ¡ Ojala,bilbao sea alguna vez asi! Todo el mundo deberia recibir este dibujo por Navidad. Si el cariño existe. Si existe ,aun, el placer de hacer las cosas bien¡ Un placer ingenuo, una nueva alegria, un pelin má´s de libertad. Un saludable abrazo.Salud.

Albër D´Arbbin dijo...

Qué envidia me das, andar por esos caminos de barro, de caminantes inquietos por la periferia de este Bilbao, que viéndolo en tu dibujo es más amable, más humano y contagiado por el entusiasmo de Carmelo, ya he imprimido el dibujo y lo he instalado en mi Portal de Belén. El niño está contento y yo también, un abrazo y Salud a todo el que camina (por el barro) Alberto

Antón Hurtado dijo...

Alberto, Carmelo nos contagia su entusiasmo a todos. Así que si a Carmelo, que es mi visitador primero, le gusta algo, y es siempre, los demás quedáis de inmediato contagiados de su entusiasmo y aquí me encuentro... si muero por qué no muero.
Salud y buen trabajo.